Todas las mañanas revisaba mi almohada y contaba los cabellos que ahí quedaban, ahora tengo cabello y dejé de preocuparme